GIRA TÉCNICA PRODESAL 2018, REGIÓN DE COQUIMBO

Durante los días 13, 14 y 15 de marzo del 2018, se realizó la “Gira productiva en los cultivos hortícolas a la región de Coquimbo con agricultores del programa Prodesal de la comuna de Quinta de Tilcoco”, en la cual participaron 34 usuarios del programa con el objetivo de conocer e intercambiar nuevas experiencias de sus procesos productivos. A su vez, conocer las diferentes realidades y los problemas que presentan los agricultores de la Región de Coquimbo.
La gira comenzó el día el día martes 13, con la visita a la localidad de Paine, donde fueron recibidos por el encargado de PRODESAL Paine, el Sr. Miguel Braga. En la instancia, se transmitió la experiencia de como la “Sandía de Paine” adquirió su Indicación Geográfica convirtiéndose además en una marca comercial reconocida a lo largo del territorio nacional. Esto con el motivo para ser replicado en la comuna de Quinta de Tilcoco con el proyecto “Melón de Guacarhue”.

Durante el día miércoles 15, la delegación de agricultores fue recibida por Cornelio Contreras, encargado del área de Validación y Transferencia Tecnológica del Centro Regional INA – Intihuasi, en donde pudieron conocer la Parcela Experimental de Pan de Azúcar. Se visitaron las instalaciones y los diversos trabajos que realizan los profesionales del INIA en la región de Coquimbo para el buen aprovechamiento de los recursos hídricos, debido a que en la zona este recurso es escaso afectando a los productores de la IV región.

Posteriormente durante el mismo día, se visitó a los agricultores Rosa Quiñones y Mario Yañez, quienes son asesorados por INIA Intihuasi, donde los usuarios de Prodesal de Quinta de Tilcoco conocieron sus sistemas productivos. Estos, se destacan por la producción de hortalizas con bajo o nulo uso de plaguicidas y/o productos químicos, como también en el máximo aprovechamiento del recurso hídrico, haciendo uso de riego tecnificado.

El día jueves 16 se realizó una visita al usuario del Prodesal de La Serena don Hisako Ikeda, quien llego a vivir en conjunto a su esposo, Gustavo Parra, a la árida localidad de Las Loicas de Quebradas de Talca, La Serena. En este lugar, conocieron una historia de esfuerzo y emprendimiento; donde en el 2007 la pareja apostó por el cultivo de Aloe Vera, el cual comenzó con tan solo 200 plantas. Hoy, en la actualidad posee 3.000 plantas, cuyas hojas vende a una empresa de Valparaíso, donde las envasan y comercializan a los supermercados Jumbo en la Región Metropolitana.

A este proyecto, se le suman otros, como la elaboración de queso de cabra, elaboración de biopreparados, producción de cultivos mediante sistema agroecológico, producción de miel y a futuro, producción de cerveza en base a aloe vera. Cabe destacar, que cada uno de estos proyectos se utiliza eficientemente el escaso recurso hídrico que existe en la zona.